Casa Jado está pensada para disfrutar de un lugar tranquilo y relajado en el corazón del Suroeste Antioqueño de Colombia. Queremos compartir nuestro hogar, experiencias y conocimientos con los visitantes y tratar de que se sientan como en su propia casa, compartiendo los espacios y potenciando la relación personal con valores tales como la amistad, la solidaridad la conservación y sostenibilidad del medio ambiente y la propia relajación que este espacio maravilloso nos ofrece.

El alcohol, drogas, ruidosas fiestas, "desenguayabes" (resacas, etc...) y similares no tienen cabida en esta casa, aunque entendemos que si la moderación está presente no hay nada malo en este mundo.

Nuestra Historia.

 

Este es un lugar pensado para compartirlo  con las personas que lleguen hasta él y busquen relaciones personales sanas y positivas basadas en conceptos tales como: amistad, solidaridad, sostenibilidad, ecología y cultura.

Casa Jado está situada en la vereda La Pista a un kilómetro del pueblo de Jericó (Antioquía) a 115 kilómetros de Medellín. Ofrecemos alojamiento en apartamento independiente de dos alcobas, cocina americana con salita y 2 baños (4 personas) ubicado en la propia casa o habitaciones para una o dos personas. En cualquiera de los dos casos los 3000 metros de terrazas y jardín podrán ser disfrutados por los visitantes libremente. Wi-fi

Increíbles noches de cielos limpios para observar las estrellas; y días que la fabulosa variedad de especies de  pájaros que llegan hasta los jardines de la casa, llenan de color y música con su despliegue de colores y sus cantos. También es un espectáculo apreciar las oleadas de niebla que surgen de improviso y quedan colgadas de las laderas de las montañas que acompañan el discurrir del río Cauca y que desaparecen con la misma rapidez con la que llegaron. Flores y más flores que forman un crisol de colores que nos regalan la generosa lluvia y este sol con temperaturas primaverales que nos acompañan todo el año.

ACTIVIDADES Y COMPLEMENTOS:

-Tours del café (en los que se podrá conocer todo el proceso de la producción orgánica, artesana y selectiva del café, participando activamente de ella y terminando con una degustación del mismo recién recogido, lavado, tostado en estufa de leña y molido, pudiendo, para terminar, optar por un almuerzo casero preparado por la señora en la propia finca cafetera).

-Rutas turisticas (en vehículo todoterreno con conductor) a miradores (Valle del Cauca), pueblos (Jardín, Támesis, Tarso, Buenos Aires.....), rios (Rio Piedras, Rio Frio); o a dónde Ud. quiera.

-Pesca (Podrá pasar una jornada de pesca y, si hay suerte, almorzar o cenar el pescado asado a la parrilla. 

-Toda la cultura religiosa del pueblo de Jericó, bendecido con ser la cuna de nuestra Madre Laura y diecisiete maravillosas capillas, además de la propia armonia, paz y respeto que emanan sus gentes.

-Parapente sobre el majestuoso e imponente valle del rio Cauca.

-Teleférico fuera de servicio en este momento.

-Senderismo con el que percibir ayudado por la quietud y serenidad del caminar, las miles de variedades de pájaros, flores y regalos que la madre naturaleza tuvo a bien conceder a estos lugares.

-El propio pueblo de Jericó en si mismo se presta para pasear sus calles y deleitarse con sus construcciones multicolores y con la amabilidad y educación de sus gentes.

Nuestro objetivo.

 

Nuestra pretensión no es ser un hotel u hospedaje. Abrimos esta casa al visitante que llega esperando despedir a un amigo cuando tenga que partir.